Adiós a Zabaleta y Torrejón

Txema 2 febrero 2008 0

Era y es de esperar que ante los buenos resultados que ha dado una compensada plantilla, con jugadores de gran calidad, en un equipo que no es de los grandes (aunque sea grande, grandísimo como es el Espanyol), las ofertas de los poderosos (cuya grandeza se mide fundamentalmente por su poderío económico) toquen a la puerta de los interesados. Léase primero a la del representante del jugador y después a la del Club propietario de sus derechos.

Plantilla RCD Espanyol

Y es lo que ha pasado con Pablo Zabaleta. El Inter de Milán hace ya tiempo que viene suspirando por hacerse con los servicios del lateral, cuyo interés ha aumentado al haber adquirido recientemente su condición de comunitario, y está dispuesto ya a oficializar los contactos con la entidad blanquiazul para incorporarlo a sus filas en la próxima temporada.

Se rumorea que su oferta podría girar entorno a los 6 millones de Euros, la cual no está nada mal teniendo en cuenta como está el precio de mercado actual, más si consideramos que su rol habitual está en la defensa. Un poco menos si lo hacemos pensando la polivalencia del argentino y su pasaporte comunitario, y que a los italianos les va despilfarrar como a pocos.

En todo caso ya se sabe que el Espanyol no está para obligar a grandes exigencias, y una cantidad cercana a esa sería lo que necesitaría para que el balance de cuentas no se descuadrara en exceso. Sea como sea la dirección deportiva ya asume que al menos habrán dos salidas, una con su total beneplácito por el efecto monetario (simplemente la caja está vacía como casi siempre), y la otra porqué no habrá más remedio, y el jugador pedirá irse a otro sitio en donde sus emolumentos se verán multplicados. Así que ya se está trabajando en los posibles recambios.

El otro canto de sirena procede de tierras inglesas, y es que ya es habitual que ojeadores de la Premier tengan su asiento fijo en las gradas de Montjuic, y el que más claro de momento parece tenerlo para fugarse es Marc Torrejón. Por ello, si el caso se cumple, Herrera contempla la idea de reforzar la zaga con un fichaje más o menos veterano, que haría de “escudero” para las nuevas perlas que subirán al primer equipo, y así compensar algo esa media de edad tan joven que tiene la plantilla.

Ya veremos, pero la contención que ha hecho el Club está temporada para evitar fugas fundamentales, no está muy claro que pueda repetirse este próximo verano. Bajo mi punto de vista, salvando cada situación particular, y los entresijos de ésta y el propio interés de la entidad en no sólo lo deportivo, debería de tratarse de minimizar cuanto más mejor, porqué si se quiere ser un grande, en patrimonio y títulos, hay que ir más allá de la vertiente social e histórica, y eso sólo se consigue con buenos jugadores que sean de calidad y rindan, y esos ya los tenemos en casa.