Ramos mató al Espanyol

alexgalera 7 febrero 2010 0

El Espanyol perdió ayer 3-0 contra el Real Madrid en la 21ª jornada de Liga en el feudo merengue, el Santiago Bernabéu. En un partido en que se enfrentaba una tímida pero sólida cantera contra una galaxia, los de Pochettino no tuvieron ni la oportunidad de poder sorprender, puesto que a los cinco minutos Granero lanzó una falta al borde del área que Sergio Ramos cabeceó y envió al fondo de las mallas para sumar el primer gol en la cuenta local. El gol bloqueó a los pericos, que se vieron enredados en la tela de araña demasiado pronto. Y podrían haber sido presas mucho más fáciles de no ser por Kameni, que salvó algunas ocasiones bastante claras.

El camerunés apareció para detener un disparo de Kaká, pero luego no le pudo parar al brasileño un rechace que recogió dentro del área tras un primer lanzamiento de Raúl; era el minuto 29. Antes de finalizar un primer tiempo desastroso, el guardameta blanquiazul tuvo que realizar una triple intervención para que el luminoso no marcara más de dos tantos para el conjunto local. Aun así, quedaba el tercer gol, que corrió a cuenta del ‘Pipita’ Higuaín. Falló una minutos antes, pero el gol es algo que lleva inyectado en vena, por lo que poco antes del pitido final, el argentino dribló a Kameni y no tuvo más que eempujar el esférico y desatar la locura de un Santiago Bernabéu que, tras muchas jornadas y muchas críticas, vio como el segundo fichaje más caro de la temporada, Kaká’, firmaba el cuarto gol de la temporada.

Por otro lado, las reacciones del entrenador perico, Mauricio Pochettino, no fueron muy buenas, puesto que reconoció que la falta de confianza fue el punto de inflexión para que los merengues se llevaran el gato al agua: “Quizás nos faltó creernos más que podíamos sacar algo bueno y nos faltó concentración al inicio“. El técnico hispanoargentino no reconoció que el partido ya estaba sentenciado a los cinco minutos, pero sí afirmó que entonces ya se puso cuesta arriba, ya que el equipo estuvo “muy condicionado desde el primer momento”. Sin embargo, como siempre, el míster se quedó con “las cosas positivas que he visto en la segunda parte. Después de la reanudación y pese al 2-0, el equipo ha salido con mucha más intensidad y se ha visto un partido mucho más equilibrado. Hemos tenido nuestras oportunidad, pero no las hemos sabido aprovechar”, sentenció Pochettino